Hablemos de Dominios

Dominios de internet

Cuando una empresa decide incursionar en la web una de las primeras cuestiones que debe plantearse es si invertir en un dominio propio o usar un servicio gratuito.

dominios de internet

A continuación te ofrecemos una serie de razones que pueden (y deben) inclinar la balanza a favor de comprar un dominio.

Notabilidad: Si tu web lleva el nombre de tu empresa es mucho más fácil de llegar a ella sin necesidad de búsquedas, las cuales podrían dirigir a tus clientes a la competencia.  

Credibilidad: Una empresa que invierte en su marca es una empresa que puede ser tomada en serio por sus potenciales clientes.

Cuentas de correo personalizadas: Al adquirir tu dominio puedes obtener direcciones de correo personalizadas y profesionales. Puedes crear cuentas para los diferentes departamentos y para quienes laboren contigo.

Independencia: Al ser dueño de tu dominio puedes emplearlo en la plataforma de tu elección (página web o blog).

Sin publicidad: Uno de los mejores pros de tener un dominio, es el evadir por completo los molestos anuncios de los servicios gratuitos.

Exclusividad: Registrar un dominio te asegura que ningún otro usuario podrá hacerlo. Básicamente, estás blindando tu marca. Fíjate lo que hizo Ashton Kutcher apenas decidió el nombre de su hija fue comprar todos los dominios existentes y posibles para evitar la proliferación de sitios falsos.

Económicos: Debido a la oferta de empresas que se dedican a la venta de dominios, se pueden encontrar diferentes y atractivos precios; además se cancela de forma anual.

Si estás decidido a tener una efectiva presencia en la web, no dudes en adquirir un dominio; si tienes alguna pregunta o duda sobre el tema puedes usar la sección de comentarios y trataremos de orientarte de la mejor forma.

¡Productiva semana!