La sonda #Parker ya viaja hacia el Sol

Tras un retraso de 24 horas por problemas técnicos, la empresa ULA pudo enviar al espacio la esperada misión Parker Solar Probe de la NASA, que se halla ya en ruta hacia el sistema solar interior. El despegue se efectuó a las 07:31 UTC del domingo 12 de agosto, y se utilizó para ello un potente cohete Delta-4 Heavy. Además, la sonda fue unida a una etapa adicional de combustible sólido para alcanzar la velocidad requerida.

El lanzamiento se realizó desde Cabo Cañaveral, y transcurrió sin dificultades, más allá de algunos problemas en la recepción de la telemetría en la fase final de la operación.

La Parker Solar Probe, llamada así en honor del físico Eugene Parker, quien contempló el despegue y en 1958 propuso la existencia del viento solar, tiene como objetivo estudiar el Sol desde muy cerca. Pesa 685 kg y ha sido desarrollada por el laboratorio APL para la NASA. Dispone de varios instrumentos y de un escudo térmico para mantenerlos a temperaturas adecuadas a pesar de la cercanía con el Sol.

La nave ya ha abierto los paneles solares y en los próximos días hará lo mismo con su antena de alta ganancia y la pértiga de su magnetómetro. En octubre efectuará un sobrevuelo junto a Venus, donde la asistencia gravitatoria modificará su velocidad para acercarse al Sol en noviembre, a unos 24 millones de kilómetros de distancia. Se han previsto otros seis sobrevuelos de Venus a lo largo de su misión de siete años, lo que permitirá 24 pasadas junto al Sol, cada vez más cerca, hasta una distancia mínima de unos 6 millones de kilómetros.

(Foto: NASA)

Durante toda su vida útil, la Parker intentará averiguar por qué la temperatura en la corona es mucho más elevada que en la superficie del Sol (300 veces más). Sus cuatro instrumentos analizarán los campos magnéticos solares, el plasma y las partículas cargadas, además de obtener imágenes del viento solar.

La sonda transporta 1,1 millones de nombres de personas de la Tierra.